Canción de Capoeira: Era um Domingo de Alegria

Ya hemos dicho en otras ocasiones que hay canciones de capoeira que no esconden ningún doble sentido o misterio ancestral y esta es una de ellas.

Es un relato de una tarde (o mañana) de domingo en la que un grupo de capoeiristas se juntaron para jugar un poco. Aix que saudades de todo eso (para futuros lectores que sepas que estoy escribiendo esto en el confinamiento por el COVID19).

En todas las rodas hay un protocolo que uno debe seguir y unas reglas de comportamiento, pero hay que poner especial atención a estas normas tácitas si estás en una roda de rua.

Sabemos que no vas a ir a liarla por el mero gusto de hacerlo (o sí, históricamente hay mucha tradición de ir a buscar jaleo en rodas ajenas) pero podrías hacer algo o decir algo fuera de lugar así que como siempre, antes de hacer nada: observa.

Era um Domingo de Alegria – Letra y traducción

Era um domingo de alegria
Tocava Angola e Santa Maria
E foi assim que começou animado
Com muitos alunos e também convidados

E foi assim que começou animado
Com muitos alunos e também convidados

Dois capoeira rezavam agachados
Pedindo a Deus a sua proteção
Rodou a meia-lua levou uma rasteira
Assim jogavam os dois capoeiras

Rodou a meia-lua levou uma rasteira
Assim jogavam os dois capoeiras

Jogaram tanto que acabaram no chão
Com os dois sorrindo e apertando a mão
Assim procede quem é capoeira
Joga bonito e  não comete asneira

Assim procede quem é capoeira
Joga bonito e  não comete asneira

Assim procede quem é capoeira
Joga bonito e  não fala besteira

Assim procede quem é capoeira
Joga bonito e  não fala besteira

Era un domingo de alegría
estábamos tocando Angola y Santa Maria
y así empezó todo muy animado
con muchos estudiantes e invitados

y así empezó todo muy animado
con muchos estudiantes e invitados

Dos capoeiristas rezaban agachados
pidiéndole a Dios su protección
salió una meia-lua, se llevó una rasteira
así jugaban los dos capoeiristas

salió una meia-lua, se llevó una rasteira
así jugaban los dos capoeiristas

Jugaron tanto que acabaron en el suelo, sonriendo y dándose la mano
así es como se comporta un capoeirista
juega bonito y no hace tonterías

así es como se comporta un capoeirista
juega bonito y no hace tonterías

así es como se comporta un capoeirista
juega bonito y no dice tonterías

así es como se comporta un capoeirista
juega bonito y no dice tonterías

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: